Ahorrar construyendo en etapas

 

Antes que nada, deberíamos empezar por: ¿Qué es construir en etapas?

 

Construir en estapas significa que la obra desde el proyecto fue pensada para crecer. Podemos, por ejemplo, arrancar desde un núcleo habitacional básico (baño + espacio para cocinar + espacio para estar/dormir) y, en función a las posibilidades del terreno, desarrollar un plan para crecer en una sola o más plantas. Es importante tener en cuenta que, ya sea que estemos utilizando un crédito o tengamos un dinero ahorrado, nunca es fácil construir la casa soñada definitiva de una sola vez. Para darnos una idea, el crédito Pro.Crear alcanza para entre un 70% y 94% de una construcción nueva, respecto de los modelos de casa que el mismo banco ofrece, dependiendo del modelo que se elija.

 

 

Si pensamos que probablemente hoy no utilizaríamos todos los dormitorios que deseamos para nuestra futura casa, quizás tenga más sentido ahorrar en superficie, y no en profesionales idóneos que nos den tranquilidad en cuanto a la calidad constructiva. Tampoco en materiales, ni en terminaciones de calidad.

 

Tengamos en cuenta que las personas crecen, cambian su situación sentimental, económica y familiar. Quizás hoy nos sobre mucho espacio con una casa de 80 m2 y el día de mañana no nos alcance con una de 200 m2. Por eso es fundamental pensar desde un principio cómo evolucionará la casa de acuerdo a nuestras perspectivas a futuro, para que el día de mañana nuestra casa no sea un Frankenstein de adiciones que no respeten una unidad arquitectónica. 

 

Uno de los problemas mas frecuentes de no pensar las posibles ampliaciones o no darle al proyecto la flexibilidad suficiente (por si a futuro necesita ampliarse o cambiar), se refleja en ampliaciones forzadas con espacios que no cuentan con dimensiones apropiadas para su fin. Así, quedan espacios sin ventanas imposibilitando la iluminación y ventilación natural, con problemas funcionales y en algunos casos estructurales, deficiencias en instalaciones eléctricas y sanitarias que no estaban preparadas para crecer, entre otras cosas. Todo esto implica que finalmente las ampliaciones cuesten mas caro, y el resultado final no siempre sea el deseado.

 

Pero aparte, si tenemos un crédito Pro.Crear, hay más argumentos aún para ahorrar y tener una casa de buena