Solución al problema de humedad de cimientos

 

Buenas tardes! Vengo tres semanas atrasada con las publicaciones del blog, así que van a salir tres casi al hilo!

 

Estaba bloqueada en sobre qué escribir, hasta que me di cuenta de que en la vorágine de cursos y conferencias en la que me metí, me olvidé de publicar sobre una charla técnica a la que asistí, dictada por el Arq. Hugo Osnaghi, de la empresa Humitronic.

 

Voy a confesar que cuando empezó la explicación del sistema, estaba bastante escéptica, pero unos días después de la charla compartí esta información con otros colegas que también realizan el curso de Patologías y algunos dijeron que usaron el sistema (no necesariamente de la marca que organizaba la charla) y les dio muy buen resultado. Así que comparto la información por si a alguien le sirve!

 

Para empezar tendría que explicar (brevemente) qué es la humedad de cimientos.

 

La humedad de cimientos suele notarse en los pisos y parte inferior de los muros. Generalmente comienza por descascarar o ampollar la pintura de las paredes, levantar pisos y deteriorar los revoques. Suele sentirse frío y olor a humedad en los ambientes con humedad de cimientos.

Esta humedad puede ser causada por distintos factores, pero en casi todos los casos es debido a una mala ejecución de la capa aisladora del contrapiso que está en contacto con el terreno natural, o de la "caja" aisladora de las primeras hiladas sobre los cimientos. Para autoconstructores, el consejo fundamental es realizar un buen mortero hidrófugo, ya que con una mala dosificación la capa aisladora puede no aglomerarse si es poco el cemento o volverse quebradiza si se aplica demasiado. La proporción es 1:3 + H (1 parte de cemento, 3 partes de arena e hidrófugo). Y al hacer los cajones hidráulicos, debe utilizarse el mismo mortero hidrófugo en las hiladas desde el nivel inferior al contrapiso y hasta el nivel de piso terminado (es decir, hasta por encima de la altura adonde termina el cerámico, porcelanato, flotante, o lo que vayan a colocar). Y en lo posible, cerrar el cajón revocando la superficie vertical, en ambas caras, desde la primer a la última hilada que tenga mortero hidrófugo. Se debe mantener una continuidad entre el cajón y la aislación hidrófuga del contrapiso, ya que la humedad que asciende por capilaridad desde la tierra va a buscar el camino preferencial por el que meterse en nuestras casas y arruinarnos el par